Pecho firme sin cirugía

 

Lucir un pecho bonito es algo que muchas mujeres consideramos importante tanto para sentirnos bien por fuera como por dentro.

Para tener un pecho firme y turgente es fundamental su cuidado y en este post os mostramos algunos consejos que os ayudarán a conseguir lo que más deseamos de esa parte del cuerpo tan delicada de la mujer que a muchas nos preocupa.

Dedícales la atención necesaria.

No debemos tener pereza a la hora del cuidado de nuestros pechos. Cuanto más tiempo les dediquemos más rápido obtendremos beneficios y se mantendrán mejor a lo largo del tiempo.

Sigue una dieta sana y equilibrada.

  • Los vegetales, como las espinacas o las zanahorias, y el pescado azul ayudan a mantener la piel en buen estado.

  • Los cereales, sobre todo integrales, hacen aumentar su volumen.

  • Los aguacates cuidan el pecho por dentro.

  • El germen de trigo retrasa el envejecimiento del tejido.

  • Los brotes de alfalfa, perejil, linaza o semillas de girasol son ricos en nutrientes necesarios para el cuidado del busto.

Utiliza aceites vegetales.

Éstos ayudan a suavizar y mantener la piel con la máxima elasticidad. Es aconsejable frotar los pechos con el aceite que más se adecue a tu tipo de piel 3 veces a la semana.

  • Aceite de aguacate: Hidrata, suaviza y protege. Para pieles agrietadas y frágiles.

  • Aceite de borraja: Aporta elasticidad, tonifica y revitaliza. Para las pieles secas.

  • Aceite de onagra: Revitalizante, antiarrugas e hidratante. Para pieles delicadas.

  • Aceite de germen de trigo: Nutritivo y suavizante. Para pieles estropeadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *